Emprender es reaprender a ser un niño

Hace algún tiempo que se lo digo a algunos amigos. Que en los últimos años, poco a poco estoy recuperando sensaciones que tenía cuando era un niño: la pasión por hacer las cosas bien, la ilusión de lo inesperado, las ganas de jugar y de divertirme, la sensación de que podemos llegar tan lejos como nos propongamos.

Precisamente, justo hace unos días me encontré con este vídeo y entonces me di cuenta de que era una de esas grandes verdades: sí quiero ser un buen emprendedor porque quiero recuperar todo lo bueno que tenía cuando era un niño y que me dejé atrás en el camino.

Razones para emprender (subtítulos en español)