Saltar al contenido →

Generar confianza

La gente confía en mí con mucha facilidad. Eso es algo que siempre me ha sorprendido. Esa confianza es un honor y también una enorme responsabilidad porque en ese nivel es donde se hablan de las cosas importantes, las que modelan nuestra vida y las que nos hacen vulnerables.

Me he preguntado muchas veces por qué la gente me regala su confianza en un mundo de desconfiados y con los años he llegado a la conclusión que generar confianza en los demás es sencillo si somos honestos o al menos intentamos serlo de corazón (todos nos hemos engañado alguna vez). Sin embargo, mantener la confianza es un trabajo de todos los días que requiere seguir unas pocas reglas pero de forma tan fiel como sea posible:

1) Compromiso. Hacer todo aquello que dices que vas a hacer. Cuando empiezas a aplicar esta regla de repente te das cuenta de que (todo esto me ocurre continuamente): dices que vas a hacer demasiadas cosas, te resulta imposible cumplirlas, recurres a las excusas, te frustras, te alejas de las personas con las que adquieres el compromiso. Por lo tanto, empieza a evitar las excusas como forma de darte cuenta de los compromisos que adquieres.

2) Respeto. Esto es esencial. Todos nos equivocamos. Todos vemos muy claros los errores de los demás y tenemos muchas dificultades para ver los propios. Escuchar sin juzgar es el primer paso para confiar los unos en los otros.

3) Honestidad. A todos nos resulta más fácil perdonar a alguien que se equivoca, que nos hiere pero que hizo algo porque “sentía que era lo correcto”, que a alguien que nos manipula conscientemente. Es muy curioso, pero cuando dices exactamente lo que sientes, sin miedo a la reacción de los demás, mi experiencia es que justo ahí es donde empieza la comunicación de verdad.

Hay una cuestión adicional: paciencia. Paciencia con nosotros mismos porque vivimos en un mundo donde nos han enseñado que todo el mundo engaña, que hay que ser mejor que los demás, que la verdad nos hace vulnerables. Sin que nos demos cuenta, probablemente pondremos excusas, juzgaremos y manipularemos. Pero tenemos que tener calma y paciencia porque todo cambio tiene un proceso.

Foto “Don’t let me fall” de MalyBelen.

Publicado en Comunicación Liderazgo

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.