Saltar al contenido →

Estrategia, prudencia y riesgo

Cualquier reto siempre presenta dificultades e implica riesgos. Emprender, más que un reto, es una cadena de retos. Y sin embargo, por desconocimiento o inconsciencia, en su momento me creí que todo sería siempre tan fácil como al principio (todos los caminos al principio lo son).

Ahora lo veo todo desde una perspectiva muy distinta y, sin embargo, sigo pensando que el riesgo merece completamente la pena. Y la capacidad de afrontarlo (ya sea por audacia o inconsciencia) es una de las marcas del emprendedor.

estrategia, riesgo, prudencia

En estos años voy entendiendo la diferencia entre el arrojo y la temeridad. Y lo que separa a un sustantivo de otro no es más que la prudencia, la capacidad de analizar los posibles escenarios antes de actuar. Sólo así se puede minimizar el riesgo e incrementar las posibilidades de éxito.

Si estás montando un proyecto y piensas que la competencia no importa, que los números se multiplicarán por sí mismos desde los primeros meses (aunque te encuentres en un entorno de crisis), si crees que las amenazas constituyen apenas un eco lejano e improbable, piénsalo de nuevo. Cualquier empresario o emprendedor te dirá que siempre hay obstáculos.

Estudiar los problemas con los que te puedes encontrar en cada momento y diseñar soluciones o por adelantado, es un gran ejercicio y te ayudará a enfrentarte con más garantías a situaciones inesperadas. Incluso la capacidad de reacción en situaciones de crisis se puede entrenar y eso nos permitirá arrostrar con más garantías aquellas situaciones que se interponen en nuestro desarrollo.

Está claro que nada garantiza que el devenir de los acontecimientos se ajuste a lo que nos hemos planteado pero es más fácil aprobar un examen o ganar una carrera si nos hemos preparado adecuadamente.

“Un Samurai que ha esperado tenerse que enfrentar con situaciones difíciles para aprender a salir de ellas no es ilustrado. Un Samurai que se preocupa por adelantado de todas las situaciones y soluciones posibles, es sabio. Será por lo tanto capaz de hacerle frente con brillantez cuando la ocasión se presente.”

Hagakure, El libro del Samurai

Publicado en Emprender

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.