Saltar al contenido →

Networking de calidad (un pequeño cuento sobre redes sociales)

Yo, como tantos otros, me he enfrentado con frecuencia al siguiente dilema de las redes sociales: ¿aceptar o ignorar?

Durante una época acepté a todo el mundo. Entonces me di cuenta que es aburrido tener amigos con los que no puedes hablar porque no sabes quiénes son.

Más tarde acepté sólo a los que ya conocía. Entonces, me miré en el espejo y me vi soberbio y prepotente. Ni aceptar ni ignorar me hacía sentir bien.

Pero un día, me encontré con el siguiente vídeo de Seth Godin (he incluido una pista de subtítulos en español).

Este vídeo fue como una revelación para mí. Con él me di cuenta de que, en realidad, yo quería conocer a las personas que se encontraban detrás de cada una de aquellas solicitudes. Y empecé a enviar mensajes a aquellos que querían conectarse conmigo. Les pregunté quiénes eran, qué cosas hacían y les ofrecí mi ayuda.

Sorprendentemente, mis mensajes siempre tuvieron respuesta. Y conocí a personas, personas que sabía quiénes eran y con las que podía hablar.

Moraleja: a todos nos gusta que se interesen por nosotros como personas y ahí es donde podemos empezar a establecer una relación de verdad. Por lo tanto, aunque pueda resultar paradójico de entrada, siempre hay que intentar llegar a la persona que está detrás del profesional porque, al final, nosotros siempre somos uno y el mismo: el profesional y la persona.

Publicado en Negocios

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.