Saltar al contenido →

Un apunte optimista sobre la crisis

Llevo semanas intentando publicar pero con las producción de proyectos apretando, el tiempo para escribir algo decente se vuelve escaso así que tengo en el cajón varios artículos a medio hacer que espero aparezcan en las próximas semanas.

Un poco como descargo y desquite, me he decidido a hacer un pequeño comentario sobre la crisis subiéndome al carro de los muchos que hablan del tema. Sin embargo, lo hago desde un punto optimista.

Todas las crisis no son al final más que un punto de inflexión y cambio. Y no me refiero sólo a las crisis económicas. Todas las crisis, de identidad, de relaciones, laborales, etc. nos ponen ante un dilema: o aprendemos la lección y nos adaptamos o nos hundimos en la más absoluta de las miserias. Hacer una cosa u otra depende mucho más de nosotros mismos de lo que pensamos y, puestos a elegir, siempre es mejor flotar que hundirse.

Las crisis son también periodos de introspección donde reducimos todas nuestras necesidades a su mínima expresión. En ese momento, es cuando muchas empresas se dan cuenta que tienen trabajadores que en realidad no están produciendo, o que nos gastamos más de la cuenta para ser felices. Así las cosas, de nuevo reaparece el núcleo de aquello que somos. Y eso es en realidad muy positivo para sentar de nuevo bases sólidas.

Las crisis además son a las empresas lo que las guerras para los soldados. En la guerra es cuando un soldado puede aspirar a ser ascendido más rápidamente si demuestra su aptitud. De la misma forma, una empresa que sepa adaptarse a la situación y reformular su negocio puede soñar con crecer mucho más rápido y plantarse en una de las primeras posiciones cuando se llegue a la línea de salida de la recuperación económica. Para conseguirlo las fórmula es simple: ser razonable y prudente (especialmente en gastos), fiable, flexible y capaz de reaccionar rápido.

Seguro que la mayoría de los que tenemos empresas con poco recorrido o con un pequeño tamaño nos vemos reflejado en esta fórmula que hemos tenido que aplicar desde siempre por pura necesidad.

Ayer en Rac1 alguien hacía una analogía diciendo que las crisis son como un semáforo rojo y que cuando el semáforo hace que todo el tráfico se detenga, son las motos las que consiguen ponerse delante. De una forma u otra, toda crisis no es más que un proceso de selección económico-natural y como en la evolución de las especies el lema es “adaptarse o morir”.

Publicado en Negocios

3 comentarios

  1. David Martin David Martin

    Todo ser?a perfecto, si tras las empresas no hubiese trabajadores y tras los trabajadores de dichas empresas, historias personales.

    No podemos pensar que tras una batalla, los mejores soldados son los que sobreviven tampoco, y que esto sea justo.

    En cualquier caso se agradece el tinte positivo.

    Un saludo.

  2. Albert Albert

    David, est? claro que cuando cae una empresa el drama siempre se personaliza. Pero ah? el proceso tambi?n es el mismo. Personalmente, estoy viendo que ya algunos amigos que han tenido que salir de sus empresas han empezado a trabajar por su cuenta.

    Evidentemente, nadie ha dicho que no para ellos ni para los que tengan que buscar un nuevo trabajo y pagar hipotecas el camino tenga que ser f?cil (porque en ?pocas de crisis por definici?n no lo es). Sin embargo, tomar las cosas por el lado implica intentar salir del tunel en las mejores condiciones posibles y no estrellarnos por el camino.

  3. David Martin David Martin

    Totalmente de acuerdo que la crisis es cuesti?n, en parte, de como casi todo en la vida, de enfoque.

    Y sin querer extenderme m?s, y utilizando tu met?fora, hay gente que es coche y no puede cambiar a moto, una empresa que construye ladrillos o se dedica al marmol dificilmente pueden pasar al otro lado, no todo es cuesti?n de flexibilidad, rapidez, si no de poder aplicarse.

    Pero bueno, ante todo, enfoque positivo, que es lo mas importante 🙂

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.