Saltar al contenido →

Beaujolais

La excusa del vino y una fiesta. Yo me vuelvo a sentir extranjero desde cero. De nuevo me faltan las palabras pero sé que bastan las miradas y dos sonrisas para extraer complicidad de las ruinas de un idioma. Será la madurez…

París, 21 de noviembre de 2004

Publicado en Pensamientos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.