Saltar al contenido →

Camino y voluntad

Se levantó y se dijo: “¿Estoy o soy?”

Soy apenas una mañana de primavera inexpresada, el último haz de oscuridad en los tiempos que aún no son.

Estoy atrapado en un instante inacabable, infinito, en una sucesión de gotas que se rompen en mil pequeños cristales para formar una imagen de la vida.

Estoy y soy, pero no me encuentro. Sencillamente, porque hay días en los que te encuentras muy lejos de ti mismo, donde te abandonas de la forma más cruel. Y entonces te descubres deambulando por las calles, con una punzada en el alma e intentando remendarla con hilos de rayo de sol.

Entonces, te descubres y no te queda otra que decirte “otro paso, no más, sólo necesito doblar la próxima esquina…”

Publicado en Poesías

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.